Publicado el Deja un comentario

Consejos sobre la visión

Agradezco desde aquí al Dr. Pedro Meroño Oñate la atención que ha tenido con Ludomemo a la hora de redactar estas normas básicas para el cuidado de la vista. Segunda generación de oftalmólogos y con una experiencia de un cuarto de siglo, el Dr. Meroño, director del centro de oftalmología Oftalmobarcelona, ha procurado sintetizar las cuestiones y hechos más relevantes relacionados con la visión.

Las consultas más importantes que realizan mis pacientes, a partir de cierta edad, se refieren a tres dolencias clásicas: cataratas, glaucoma y degeneración macular.

cataratas

En este caso la sintomatología que nos pone en alerta sobre la aparición de las cataratas comprende la pérdida de visión lejana, el aumento de reflejos con las luces y, paradójicamente, la mejora de la visión próxima sin gafas. No existe tratamiento aparte de la cirugía para resolver esta patología, si bien en los últimos años esta intervención ha mejorado notablemente en todos los aspectos.
Actualmente, gracias a su técnica mínimamente invasiva, la cirugía de la catarata se se ha convertido en una intervención ambulatoria que permite al paciente restablecer su vida normal en pocas horas y con una calidad de visión, gracias al perfeccionamiento de las lentes intraoculares, altamente satisfactoria.

«Actualmente la operación de cataratas se realiza con una técnica que la ha convertido en una intervención de alto éxito»

glaucoma

La segunda consulta, el glaucoma, normalmente viene asociado a la hipertensión ocular, que no guarda relación alguna con la hipertensión arterial y que se detecta con los pertinentes controles de la presión ocular. En aquellos casos que no llevan asociada una hipertensión ocular, el glaucoma se detecta mediante un examen minucioso del nervio óptico. El glaucoma incipiente no da ningún síntoma evidente, por lo que los controles son importantes de cara a la prevención de esta enfermedad, sobre todo en aquellas personas con antecedentes familiares.

degeneración macular

La degeneración macular es una enfermedad que afecta a la parte central de la retina, que conocemos como mácula, responsable de lo que se denomina «visión fina». En las fases más precoces, que son las que permiten un tratamiento más eficaz, el paciente manifiesta la visión de ondulaciones en las líneas rectas, para lo cual es muy útil la utilización de la rejilla de Amsler, que adjuntamos en esta página. En los casos avanzados el paciente pierde la visión central, dificultándose tanto la lectura como el detalle de los objetos, conservando, sin embargo, la visión periférica.

Rejilla de Amsler

Con sus gafas de lectura, tápese un ojo y mire el punto central de la rejilla. Observe si percibe los cuadrados simétricos, las líneas sin ondulaciones y completas. De lo contrario debería consultar a su oftalmólogo.

sequedad ocular moderada

Otro factor a tener en cuenta es la sequedad ocular moderada, de menor importancia que las dolencias anteriormente mencionadas, aunque en algunos casos puede llegar a ser realmente molesta. Se manifiesta en forma de escozor, sensación de cuerpo extraño y enturbiamiento de la visión en la lectura o frente al ordenador, y es debida a una evaporación excesiva de la superficie lagrimal, agravada por la disminución en la frecuencia de parpadeo inherente a estas activadades en concreto. La solución generalmente estriba en el tratamiento paliativo con lágrimas artificiales, preferentemente sin conservantes, junto con unos hábitos saludables como pueden ser: mantener una correcta higiene palpebral realizando limipiezas oculares con suero fisiológico, preferentemente antes de acostarse, o realizar breves descansos en el ejercicio de aquellas actividades que impliquen un mayor esfuerzo visual.

Sobre los comentarios:

El primer comentario siempre necesitará la aprobación del moderador (puede "demoderarse" un poco).
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
30 − 15 =